Como emprendedor vas a tener días malos y días malísimos

Karen Elías

Directora Creativa Morfotek

Mi primer emprendimiento fue a los 22 años cuando inicié tomando sesiones fotográficas y en eventos. Más tarde comencé a trabajar para empresas y dependencias de gobierno en áreas como marketing, comunicación social, diseño gráfico y hasta periodismo. Fue en este tiempo en donde a la par que realizaba mi trabajo me iba dando cuenta como funcionaban internamente estos negocios. En el 2014 decido irme a Europa, que fue donde aprendí a manejar esto de los blogs, un año después regreso a mi país a trabajar como freelance y posteriormente a Estados Unidos, en donde me moví con planes de estudiar una maestría pero se me presentó la oportunidad de iniciar una pequeña empresa y así fue como nació el concepto de Morfotek.

Yo en mis andanzas antes de comenzar con el proyecto de Morfotek

Los inicios son los más bonitos, porque te pones creativa y comienzas a soñar e idear el nombre, la estrategia y todo para tu negocio, luego ya te cae el veinte de todas las responsabilidades de ser tu propia jefa y de andar “correteando” clientes y ahora si, es cuando quieres abandonar todo y regresarte a trabajar como “Godínez” en una cómoda oficina con horario fijo.

Como todo creativo mi mayor reto son las finanzas, nadamás no sé como manejar los números, costos, cobros, papeleo…yo sólo quería ayudar a los demás con mi trabajo y que me dijeran “me encanta” pero nada, hay un montón de responsabilidades de las que uno mismo se tiene que encargar y otras que muy bien puedes ir delegando.

He tenido días malos y malísimos.

Si tuviera que elegir un tema para hablarle a los futuros emprendedores sería esta: Va a haber días malos en donde no quieres trabajar, te sientes atorado o no te puedes concentrar, pero también va a haber días en donde la vas a regar cañón, a mi me pasó ofreciendo un servicio a la mitad de su costo y no me di cuenta hasta que estaba imprimiendo la factura ¿y ahora cómo le dices al cliente que tiene que pagar el doble?, o cuando el cliente no queda satisfecho y te bajan el ánimo cañón diciéndote “Hay, es que esto no era lo que yo quería” jajaja, ahorita me río porque ya he aprendido que el cliente nunca va a estar agusto, pero en su momento si me pegaba gacho.

Y esto que cuento no es nada comparado con tantas historias de personas que pierden los ahorros de su vida o les ponen demandas, quizá suene extremo pero al momento de iniciar tu propio negocio tu eres el responsable directo de todo lo malo o lo bueno de tu emprendimiento, aquí no le puedes hechar la culpa que si a los del departementos de finanzas, a los de recursos humanos o a los directivos, estás totalmente expuesto y vulnerable. Ya hasta me dio miedo a mi con esto que digo, pero nah, no todo es tan malo como lo hago ver, claro que tiene sus recompensas, si no, no los estuviera animando a iniciar su propio negocio.

Otro consejo sería que se asociaran o que encontraran a alguien que pusiera la inversión o que te ayude con ciertas cosas que no son tus puntos fuertes. Por ejemplo, si no eres bueno con las ventas o las relaciones públicas, búscate un socio que sea bueno en ese ámbito. Como anécdota y para ejemplificar esto, les cuento que una vez un amigo y yo nos asociamos para iniciar una agencia online de diseño, los dos éramos muy buenos para las computadoras y pues comenzamos a diseñar las promociones, a hacer la página web y cuando ya montamos todo ¿pues qué creen? no había clientes, no habíamos hecho una estrategia y a ambos éramos malísimos en ese entonces para ser sociables, al último fracasamos y tuvimos que cerrar el changarro.

Esto fue el concepto del emprendimiento con mi socio y en el cual fallamos.

Y que bueno que conté esta historia, porque muchas de las veces sólo queremos hablar del éxito porque es muy fashion ser exitoso, pero nadie se siente como muy entusiasta de andar por la vida contando sus fracasos y pienso que esta bien que compartamos esas historias con los demás, para que no crean que es muy fácil o se sientan decepcionados cuando les pase. Así que ponte en la cabeza VAS A TENER FRACASO, pero la hermosura de ello es levantarse y sentirse orgulloso de uno mismo.

Ya para terminar les voy a decir esto que les va ayudar a todas esas personas que quieren emprender, no importa lo que quieras hacer o cuánto tienes para hacerlo; que si es poner un negocio de tortas, tacos, manualidades o hasta una agencia, tú dale, comienza planear; a lo mejor no tendrás el dinero aún pero puedes iniciar por el nombre de tu negocio, el punto donde vas a ir a vender, cuánto te va a costar la renta, cómo lo vas a vender, a quién se lo vas a vender. Te digo esto porque mucha gente se menosprecia a si misma y las habilidades que tiene que si porque no tiene estudios, que si porque no tiene los recursos, que porque no tienen un título, gracias a Dios yo tuve la oportunidad de estudiar y prepararme, pero te digo esto con el corazón en la mano, he visto a gente con menos preparación y recursos haciendo más cosas que yo, pero también he visto a personas con más haciendo mucho menos de lo que yo estoy haciendo. Así que eso no te limite 😉

¿Te ha gustado esta historia? Si tu res puesta es sí, compártela con todos tus contactos. También puedes establecer contacto con Morfotek a través de su Fan Page en Facebook o seguirlos en su Instagram.

3 thoughts on “Como emprendedor vas a tener días malos y días malísimos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2019 Morfotek. All Rights Reserved | Simple Persona by Catch Themes
Scroll Up